Cagliari

Cagliari es la capital de la región de Cerdeña, una de las dos islas mayores de Italia junto con Sicilia. Cuenta la leyenda que la ciudad fue fundada por Aristeo, hijo de Apolo y de la ninfa Cirene, que llegó a la isla con Dédalo, el responsable, según los griegos, de las famosas construcciones por las que la isla es conocida: los nuraghi.

Mar, sol, monumentos y paisajes naturales increíbles son los elementos principales que caracterizan la ciudad, localizada en el sur de la isla y habitada por gente muy abierta y amable. La belleza de la ciudad la constituye una mezcla única de tradiciones, cultura e historia, gracias al prolongado contacto que Cagliari tuvo con romanos, bizantinos y españoles, que dejaron una huella imborrable que hoy atrae a turistas de muchos países del mundo.





La mejor manera de visitar la ciudad es recorres sus pintorescos barrios: Castello, Marina, Stampace y Villanova, cada uno con un símbolo que lo hace diferente de los demás. Castello es el barrio que mejor representa las diferentes civilizaciones que han pasado por la ciudad, sobre todo a partir del siglo XII, cuando se empezaron a construir fortificaciones y palacios de la nobleza. Abandonado progresivamente a partir del siglo XIX, ha sido recuperado en los últimos años con algunas intervenciones urbanas que le han devuelto en parte su esplendor. El barrio de Marina guarda muchos restos de la época romana, cuando fue usado como campamento militar; bajo la dominación aragonesa, el barrio volvió a descubrir su vocación mercantil, y muchas familias de mercaderes se establecieron aquí (para luego trasladarse al barrio más noble de Castello). Hoy se puede todavía respirar ese aire que recuerda una ciudad abierta al mar como es Cagliari.





El barrio de Stampace ofrece maravillosas vistas sobre la ciudad y sus alrededores, además de muchos ejemplos de arquitectura neoclásica, mientras que en Villanova, en el pasado rodeada de murallas (hoy desaparecidas en su mayoría), al final de Viale Regina Elena, encontramos los Giardini Pubblici, el parque más grande y famoso de Cagliari, que guarda en su interior un palacete neoclásico sede de un museo de arte (cuenta la leyenda que los primeros habitantes de este barrio eran judíos conversos que huían de la persecución española).



Cómo llegar

Al aeropuerto de Cagliari llegan vuelos de Ryanair desde Girona, Barcelona El Prat, Madrid, Ibiza, Sevilla y Valencia. Es posible llegar a la ciudad también cogiendo el barco desde Civitavecchia, Nápoles y Palermo (para más información sobre precios y horario, visitad la página ). La escuela ofrece el servicio de traslado desde el puerto o el aeropuerto hasta el alojamiento.

Para más información...