Roma

Roma, la ciudad eterna, la capital del mundo, la ciudad que nunca para… Hay mil maneras de definir la capital de Italia, pero lo cierto es que Roma lo tiene todo: historia, arte, cultura, entretenimiento, gastronomía, deporte, en fin, una lista infinita que atrae cada año a millones de turistas, que se van de Roma después de vivir una experiencia sin duda inolvidable.





Como con todas las capitales, sería prácticamente imposible describir aquí cada uno de los monumentos y de los lugares de interés que Roma ofrece, pero podemos presentar un listado de las diez cosas que no os podéis perder si decidís visitar esta ciudad increíble:

  1. la basílica de San Paolo Fuori le Mura, la segunda más grande después de la de San Pedro, construída en el lugar donde según la tradición fue sepultado el apóstol Pablo;
  2. la basílica de San Pedro, una de las iglesias más grandes del mundo. El primer edificio fue construído en el 320 por el emperador Costantino; a lo largo de los siglos y bajo la dirección de diferentes artistas (Miguel Ángel, Bernini, Bramante entre otros), fue completada la imponente estructura;
  3. la boca de la verdad, en el barrio de Aventino, en el patio de la basílica de Santa Maria in Cosmedin. Cuenta la leyenda que se le cortaba la mano a todo mentiroso que introdujera la mano en ella (es un medallón usado para cubrir una alcantarilla);
  4. el Campidoglio, una de las siete colinas de Roma, en el pasado y actualmente sede del poder político de la ciudad;
  5. el Campo de’ Fiori, mercado de día y centro de la movida romana por la noche. En el pasado aquí se llevaban a cabo ejecuciones públicas;
  6. el Circo Massimo, que durante el imperio romano era el lugar donde se celebraban eventos deportivos de todo tipo (algunas excavaciones han permitido descubrir una serie de tiendas alrededor de esta área);
  7. el Coliseo (o Anfiteatro Flavio), el símbolo de la ciudad y quizás el más antiguo, con sus 2000 años de edad. La construcción, empezada bajo Vespasiano y terminada en el 96 d.C. bajo Domiziano, estaba destinada a los espectáculos de los gladiadores y a la caza de animales feroces;
  8. los Fori, el centro administrativo del antiguo imperio, formado por diferentes estructuras mandadas construir por varios emperadores;
  9. la Fontana de Trevi, fuente de estilo rococò alimentada por un acueducto romano y compuesta por una estatua que representa Océano sobre una carroza dirigidas por caballos marinos;
  10. los museos vaticanos, uno de los complejos museísticos más grandes del mundo, que guarda en su interior la maravillosa Capilla Sixtina.




Cómo llegar

Roma tiene dos aeropuertos, Fiumicino y Ciampino, bien conectados al centro de la ciudad por trenes y autobuses. El viaje con el tren “Leonardo Express” (desde Fiumicino) dura cerca de media hora, y deja a los viajeros en la estación central de trenes, mientras que desde Ciampino hay diferentes compañías de autobuses que ofrecen viajes hasta el centro ( entre otras). Si lo deseas, la escuela puede reservar el servicio de transfer desde el aeropuerto al alojamiento elegido.



Para más información...