Siena

Siena, cuyo casco antiguo ha sido declarado Patrimonio Mundial de la Humanidad por la UNESCO, se encuentra en la región de Toscana, en una provincia dominada por colinas y viñas, y conocida en todo el mundo por su increíble cocina.

Cuenta la leyenda que Senio y Aschio fundaron Siena después de un Palio (una carrera de caballos, por la cual es famosa esta ciudad): el color de sus caballos, uno blanco y el otro negro, formaron la bandera que representa hoy la ciudad. Entre los siglos XIII y XIV Siena jugó un papel de gran importancia en la historia europea, sobre todo en el sector de los intercambios financieros y de la educación, gracias a su prestigiosa universidad. Después de una época de decadencia, la ciudad ha recuperado plenamente su esplendor, que atrae cada año a miles de turistas de muchos países del mundo.





Para los habitantes de la ciudad y los turistas, lo que le da a Siena ese toque diferente es el Palio, una carrera de caballos que tiene lugar cada año el 2 de julio y el 16 de agosto. En él participan diez jinetes (sorteados según un mecanismo que se remonta al siglo XVIII), que representan las contrade, pequeños mundos que recuerdan la sociedad medieval. Este evento es una explosión de colores, gritos y pasión (a pesar de durar pocos minutos), y todos participan en él, como simples espectadores o como miembros de las cortes que se forman como representantes de cada jinete y de su caballo.

El arte gótico le ha dado a Siena un toque especial, en edificios como la catedral de Santa Maria Assunta y algunas partes del Palazzo Comunale en la famosa Plaza del Campo. Esta es el punto de encuentro de todos los que visitan Siena y aquí viven; subiendo los 400 peldaños de la Torre del Mangia, tendréis unas vistas maravillosas de toda la ciudad, de sus plazas, callejuelas, puertas, torres y casas de ladrillos rojos.





Una visita a Siena no puede ser completa sin una ruta por sus alrededores, que esconden pequeñas joyas en cada rincón. De hecho, la provincia de Siena es famosa por ofrecer unos paisajes naturales increíbles, caracterizados por suaves colinas y casas de campo en las que saborear unos sabrosos platos preparados con carne y acompañados del famoso vino tinto Chianti.



Cómo llegar

Para llegar a Siena, la mejor solución es llegar al aeropuerto de Pisa, que ofrece vuelos de bajo coste hacia las principales ciudades españolas. Hay servicios de autobuses que unen el aeropuerto a la estación de trenes (para más informaciones sobre precios y horarios, visita la web ).

Si lo prefieres, la escuela puede reservar el servicio de transfer, pagando un suplemento.



Para más información...