Sorrento

Sorrento es una ciudad de unos 20000 habitantes en la provincia de Nápoles, en la península que lleva el mismo nombre, destino turístico por excelencia de todos los viajeros que visitan el sur de Italia. De hecho, se encuentra a pocos km de pueblos como Amalfi, Ravello, Positano, de los lugares arqueológicos de Pompeya y Ercolano, y de las maravillosas islas de Capri e Ischia.

Muchas han sido las definiciones que han sido elegidas para Sorrento: tierra de los colores, tierra de las sirenas, tierra de los cítricos. Lo cierto es que Sorrento es un centro del turismo internacional, tranquilo y con mucho que ofrecer a los visitantes: naturaleza, arte, cocina, la amabilidad de sus habitantes, un clima muy agradable durante todo el año, y puntos de encuentro para escritores, músicos, y artistas en general, que aquí encuentran el entorno ideal para sus obras.





Muchas leyendas y hechos históricos rodean la ciudad y su pasado: Ulises atado a su barco escuchando sin peligro el canto de las sirenas; naves romanas cargadas con mercancías; mansiones romanas mandadas construir por emperadores y nobles; barcos turcos llegados a las costas de la ciudad para saquearla. Lo que hoy queda de este pasado es el Museo Correale di Terranova, que guarda en su interior testigos de la historia de Sorrento; y una serie de iglesias, de las que destacamos la catedral, del siglo XV, y la iglesia de San Francisco (siglo VIII), con un bonito y tranquilo claustro. Muchos son los palacios que decoran el centro de la ciudad: Palazzo Veniero, siglo XIII, con decoraciones de origen árabe y bizantino, y Palazzo Correale, que acompañan al visitante hasta un jardín de limones y naranjas abierto al público, el agruminato sorrentino, y la Villa Comunale, con maravillosas vistas de la bahía de Nápoles.

La cocina de la zona se caracteriza por platos simples y sabrosos preparados con los ingredientes básicos de la cocina mediterránea: aceite, tomates, quesos y especias se unen para crear platos como los cannelloni, los gnocchi, la pasta y los pimentos rellenos (mbuttunat’), pero también la pizza, la ensalada caprese (con mozzarella) y la parmigiana (berenjenas con tomate y queso). Todo va acompañado por unos ricos vinos blancos y tintos (Falerno, Taurasi, Greco di Tufo entre otros) y por unos postres creados por las monjas y hoy buscados por todos los que visitan estas tierras: sfogliatelle, paste reali, torte capresi…





Cómo llegar

El aeropuerto más cercano a Sorrento es el de Nápoles Capodichino. Desde ahí podéis coger el tren (el viaje dura poco más de una hora, y el tren sale desde la estación en Plaza Garibaldi). Para más informaciones sobre horarios y precios, visita la web . Si lo deseas, la escuela puede reservar el servicio de transfer, pagando un suplemento.



Para más información...